Panamá: Oportunidades y amenazas

Mudarse a Panamá puede ser un reto si eres soltero, pero con una familia lo es más. Es un dolor de cabeza trasladar a los niños en edad de crecimiento, alejándolos de sus amigos y de otras familias. Si te vas a mudar al istmo, tienes que saber si es la mejor opción.

Panamá es uno de los mejores lugares del mundo para criar niños. No sólo es un entorno seguro, sino que también es verde, alejado de muchas ciudades hiperindustrializadas.

Vivir en Panamá también les expone a muchas nacionalidades y a niños de diversas razas e idiomas. Aunque a Panamá no le faltan peligros, es uno de los países más seguros y tolerantes.

Si tienes curiosidad por saber qué deben esperar tus hijos, aquí tienes nuestra guía para criar a tus hijos en Panamá. Hablaremos de lo bueno, de lo malo y de lo que puedes hacer para que mudarte al istmo sea mucho más fácil.

Esto es lo que debes hacer.

Índice
  1. Criar a los hijos en Panamá
  2. Comprender las ventajas de crecer en Panamá
    1. 1. Educación panameña de alto nivel
    2. 2. Seguro médico de bajo coste en Panamá
    3. 3. Un entorno verde y respetuoso con el medio ambiente
    4. 4. Crisol de culturas
    5. 5. El estilo de vida activo de Panamá
    6. 6. Enfoque multilingüe de la vida
    7. 7. Amabilidad de los lugareños y de los expatriados
  3. Desventajas de criar hijos en Panamá
    1. 1. Actitud demasiado relajada
    2. 2. La gente es demasiado positiva
    3. 3. Delitos comunes en Panamá
  4. Cómo preparar la vida de tu hijo en Panamá
    1. 1. Elige las mejores instituciones educativas
    2. 2. Elige el entorno en el que quieres que crezcan
    3. 3. Apoya sus aficiones
    4. 4. Fomenta sus vínculos y amistades
  5. Conclusión

Criar a los hijos en Panamá

La vida de un niño expatriado en Panamá varía según el lugar en el que vivas. Si piensas quedarte en la propia Ciudad de Panamá, notarás que tu hijo no echará mucho de menos. La propia Ciudad de Panamá es tan grande y avanzada como muchas otras ciudades de Estados Unidos o Europa. La calidad de vida, la educación, la formación y las opciones de actividades son casi infinitas.

Panamá siempre ha sido un país estupendo para criar niños. Muchas regiones del país son seguras y sanas, capaces de facilitar un estilo de vida activo. La gente es amable y es fácil acercarse a ella, siendo habitual ver a los niños tanto de los locales como de los expatriados.

Criar a los niños en Panamá tiene muchas ventajas. Algunas son:

  • Muchas instituciones educativas de alto nivel
  • Asistencia sanitaria excelente pero de bajo coste
  • Un país verde alejado de la contaminación extrema
  • Exposición cultural diversa
  • Muchas opciones para un estilo de vida activo
  • Diversas lenguas utilizadas por los habitantes y los expatriados
  • Los niños pueden hacer amigos más fácilmente

Sin embargo, como cualquier país, Panamá también tiene sus problemas. Tiene algunos contras que querrás cortar de raíz. Entre ellos están:

  • Vida rural muy lenta
  • Actitud demasiado positiva
  • Índices de criminalidad y bandas callejeras

Como puedes ver, Panamá es un gran país, pero también tiene sus límites. Tendrías que seguir cuidando y educando a tu hijo. Veamos en detalle estos pros y contras para ver si merece la pena tener hijos en Panamá.

Comprender las ventajas de crecer en Panamá

Las ventajas de Panamá son evidentes en los primeros días al trasladarse allí. Consideramos que Panamá es el único país de América Central y del Sur que tiene una ciudad de pleno derecho. La ciudad de Panamá es uno de los países más desarrollados de la región que ofrece muchas cosas buenas a los niños.

La creciente población de expatriados ofrece una demanda más significativa de una mejor educación internacional. Todo, desde la primaria hasta la universidad, es mejor debido a la creciente demanda. Además, hay tanta vegetación que puedes esperar que tus hijos disfruten más del aire libre.

Los panameños son también unas de las mejores personas para vivir. Estas personas tienen sonrisas cálidas, actitudes apasionadas y son de las más amistosas de todo el mundo. Con esto, vamos a profundizar en los pros de criar a tus hijos en este hermoso istmo.

1. Educación panameña de alto nivel

Educación panameña de alto nivel

La educación es una de las mejores oportunidades de crecimiento en Panamá. Si eres de Occidente, es probable que estés acostumbrado a una educación pública de primera calidad. Como sabemos, el campo de la educación es un sector poco financiado en el país, por lo que la enseñanza privada es una necesidad. En Panamá, esto es diferente, por lo que saber dónde matricular a tus hijos es crucial.

En primer lugar, debes considerar qué tipo de calendario escolar anual quieres que sigan tus hijos. Panamá permite dos tipos de calendarios escolares, lo que hace posible una mayor flexibilidad. Puedes elegir entre:

  • Calendario tradicional centroamericano, entre marzo y diciembre
  • Calendario norteamericano, entre septiembre y junio

La educación privada en Panamá es competitiva, pero puede costar algo de dinero. Muchas escuelas internacionales ofrecen formación multilingüe especializada a sus alumnos. Los idiomas estándar serán el inglés y el español, y algunas escuelas, como el Liceo Francés Paul Gauguin de Panamá, ofrecen inmersión en francés.

La mayoría de las escuelas internacionales y privadas de Panamá se encuentran en la capital del país. No verás muchos fuera de la ciudad, así que esto también es una consideración vital. Si planeas vivir en una región alejada de la capital, espera algunos desafíos.

También deberás tener en cuenta el coste de la escolarización. Algunas de las mejores escuelas de Panamá incluyen una fuerte cuota de entrada o donación. La media de las tasas de matrícula oscila entre 7.000 y 16.000 dólares al año.

Ver más:

2. Seguro médico de bajo coste en Panamá

Una de las consideraciones que debes hacer en Panamá es la asistencia sanitaria. Los expatriados en Panamá no tienen un seguro médico obligatorio, por lo que tendrás que invertir en un plan de salud privado. Sus ciudadanos tienen una especie de asistencia sanitaria universal para los locales, pero la cobertura es básica en el mejor de los casos.

Los planes de seguros locales en Panamá te permitirán ahorrar mucho dinero. El coste es lo suficientemente bajo como para que puedas obtener un plan de nivel superior por el mismo valor. Dependiendo de si te vas a establecer en Panamá o no, considera si quieres asistencia sanitaria incluso fuera de Panamá.

Sin embargo, debes recordar que tus hijos seguirán necesitando asistencia sanitaria. Aunque puedes considerar la posibilidad de pagar de tu bolsillo por tus hijos, el seguro te ahorrará dinero en grandes procedimientos. Invierte en él a largo plazo.

Al igual que las escuelas y las universidades, la mayoría de los principales hospitales se encuentran en las principales ciudades y en la capital.

Ten en cuenta si también quieres invertir en un seguro médico que cubra los hospitales privados. Aunque los hospitales públicos están bien, puede haber largos tiempos de espera y más aglomeración en ellos.

Ver más:

3. Un entorno verde y respetuoso con el medio ambiente

Al criar a los niños, es crucial darles un entorno que fomente la buena salud. Entre ellos, lo mejor es empezar con un entorno limpio y verde. Quieres que crezcan en un lugar con menos contaminación y más verde. Esta descripción se ajusta perfectamente a Panamá.

Panamá es uno de los lugares más verdes de Centroamérica. La vida aquí no sólo es idílica, sino también ecológica. La mayor parte del istmo sigue estando llena de selvas, árboles y profundos bosques tropicales, algunos de los cuales aún no han sido descubiertos.

Al vivir en Panamá, puedes hacer que tus hijos aprecien mejor el medio ambiente. Dondequiera que vayan, verán toda una cultura que aprecia los árboles y la madre naturaleza. Desde los lugareños que quieren asegurarse de que su país está bien hasta los extranjeros preocupados por la conservación de Panamá, aquí lo encontrarás todo.

Un entorno bello no sólo es una oportunidad educativa, sino también una forma de beneficiar su salud mental. Un ambiente verde ayuda a desarrollar la confianza de tus hijos al fomentar la aventura. También ayuda a su pensamiento creativo y su espíritu aventurero.

Un entorno verde ofrece a tu hijo responsabilidad con su ambiente. Les enseña el valor de la vida y que cuidar de la naturaleza puede ayudarles a ser mejores personas. La hermosa vegetación de Panamá también puede enseñarles a relajar su cuerpo y su mente.

4. Crisol de culturas

niños y criones

Panamá es un popurrí de diferentes culturas, incluso desde los primeros años de su población. Los nativos de Panamá coexistieron con los occidentales y los esclavos africanos de antaño, con resultados diversos. Hoy en día, nativos y extranjeros de todas partes disfrutan de las bondades de Panamá.

Las familias extranjeras que se establezcan en Panamá se alegrarán de ver familias de otras culturas. Los locales tendrán su humilde y acogedora cultura centroamericana entremezclada con las culturas occidentales. Los expatriados de otros países también podrán ver las experiencias de la gente de otras partes del mundo.

Exponer a tus hijos a diferentes culturas puede hacerles mejores personas a largo plazo. Amplía su perspectiva del mundo, viéndolo con los ojos de otras personas. Ayuda a eliminar los sentimientos de racismo y a mejorar su sensibilidad hacia las opiniones de los demás.

Aprender de otras culturas también puede enseñar a tus hijos nuevas habilidades y formas de comunicación. Conocer diferentes culturas les permite juzgar mejor la vida. Tus hijos conocerán diferentes diversidades: varias religiones, colores, razas y orígenes étnicos. Esta diversidad de conocimientos les mejorará como personas.

Por último, el crisol de culturas de Panamá puede dar a tus hijos amigos de diferentes lugares. Si deciden irse a otros lugares, tus hijos tendrán amigos en todas partes. Esto amplía sus horizontes, lo cual es una experiencia liberadora.

5. El estilo de vida activo de Panamá

Panamá es uno de los mejores lugares para tener un estilo de vida activo. No sólo la propia geografía del país es propicia para la actividad al aire libre, sino que la cultura es también magnífica. A la gente le encanta salir y ver el mundo con sus propios ojos.

A los panameños les encantan las actividades al aire libre. Para empezar, los lugareños tienen propensión a los deportes. Tus hijos tendrán muchas opciones para no quedarse con sus videojuegos, desde el baloncesto hasta las artes marciales. Los lugareños también se toman en serio su oficio, así que tus hijos encontrarán buenos mentores.

Si los deportes no son lo suyo, tus hijos también pueden disfrutar nadando y jugando en el mar. Hay costas y playas accesibles por todas partes. Si quieren jugar en las playas y nadar, tienen dos océanos que valen la pena. Pueden aprender a pescar, bucear o navegar, así que tus hijos también tienen muchas opciones diferentes.

Incluso cuando a los niños no les gustan los deportes acuáticos, tienen selvas, bosques y montañas que atravesar. Panamá alberga algunas de las montañas más hermosas y las selvas más exuberantes. Pueden hacer senderismo, montañismo, escalada en roca y todo lo demás.

Panamá les empujará a ser activos, a recorrer y encontrar su pasión. Disfrutarán del ejercicio y del juego sin que todo el proceso se convierta en algo demasiado pesado. Como sabemos, un estilo de vida activo puede darles un cuerpo sano que apreciarán para siempre.

6. Enfoque multilingüe de la vida

hombre caminando cerca del cartel

Lo que hace que Panamá sea una oportunidad única para educar a los niños es el potencial de los idiomas. Como sabemos, los niños que son buenos comunicadores pueden destacar en diferentes facetas de la vida. Conocer diferentes idiomas y la disciplina necesaria para aprenderlos es crucial para tus hijos.

En Panamá hay al menos dos idiomas: el inglés y el español. Incluso con sus interacciones diarias con la gente que les rodea, seguro que aprenderán ambos. Si tienes una lengua materna distinta o les ayudas a aprender otra, eso les da una ventaja magnífica.

Aprender una nueva lengua puede tener muchos beneficios para tus hijos. Puede ayudarles a mejorar la memoria y aumentar su ritmo de aprendizaje. Además, conocerán a gente interesante a lo largo de su vida, lo que les ayudará a desenvolverse mejor en el mundo.

Las lenguas extranjeras también amplían su visión del mundo. Los niños pueden ser muy reflexivos, lo que les proporcionará fuertes habilidades comerciales en el futuro, y la capacidad de tratar mejor con la gente.

Si estás en Panamá, tus hijos pueden aprender idiomas más allá de las dos lenguas oficiales. También hay otros disponibles, como el francés y el portugués. Si a tus hijos les gustan las lenguas más exóticas, también hay cursos especializados. Estos ofrecen cursos de dialecto panameño directamente de los nativos.

Sea cual sea el idioma que quieran aprender, seguro que Panamá lo tiene.

7. Amabilidad de los lugareños y de los expatriados

Lo que hace de Panamá uno de los mejores lugares del mundo para criar a los niños es la amabilidad de la gente. Desde los lugareños hasta muchos expatriados, la gente de Panamá es amable, cálida y acogedora. Este es un entorno excelente para criar a tus hijos para que se conviertan en mejores personas.

Los panameños siempre han sido un grupo gregario. El trato con los extranjeros durante la mayor parte de su historia conocida les ha hecho resistentes a la presencia de forasteros. Desde los colonizadores hasta la construcción del Canal de Panamá, los vínculos con los extranjeros son habituales.

Seguro que tus hijos disfrutarán viviendo en Panamá. Pueden compartir una cercanía familiar con sus compañeros expatriados, lo cual es un gran comienzo. Tus hijos también pueden aprender de los niños locales, compartir sus bendiciones y crear relaciones duraderas.

Es fácil hacer amigos en Panamá, seas quien seas.

Desventajas de criar hijos en Panamá

Panamá, como cualquier país, tiene cosas buenas y malas. Aunque a tus hijos les encantaría vivir aquí y la gente es la mejor, tiene algunos contras. Éstos pueden ser o no un obstáculo para ti, pero no tienen solución. Lo único que necesitas es la actitud adecuada para hacer frente a estos defectos de un país por lo demás fantástico.

1. Actitud demasiado relajada

pies masculinos

Una de las principales críticas a Panamá es la actitud extremadamente relajada de sus habitantes. Todo en Panamá es lento, demasiado idílico y lleva su tiempo. Si tienes prisa por hacer algo con la gente de aquí, espera que se retrase y que se postergue para más adelante.

El relajamiento extremo puede empeorar y convertirse en pereza o en una actitud displicente. Este tipo de actitud puede hacer que tus hijos sean menos competitivos, lo que hará que se queden atrás con respecto a otros de su edad.

Aunque no quieres que tus hijos se conviertan en estirados, debes encontrar un equilibrio entre el disfrute y el rendimiento.

Para tus hijos, ésta no sólo es una de las últimas actitudes que quieren adquirir, sino que también puede ser frustrante.

La tramitación de documentos para tus hijos puede ser un dolor de cabeza. Es fácil enredarse con la burocracia e incluso entrar en trámites atrasados en cualquier lugar.

Eres un expatriado, así que casi todo necesita ser tramitado en Panamá. Estos serán de ida y vuelta, por lo que tus hijos sentirán sus efectos.

2. La gente es demasiado positiva

Te preguntarás por qué enumeramos que la positividad en tus hijos puede convertirse en una estafa. El problema viene del exceso de esos sentimientos, que existe en los panameños.

Muchos panameños suelen tener una visión muy positiva de la vida. Son tan positivos que se sitúan entre los primeros puestos en muchas encuestas de positividad. Sin embargo, demasiado de algo bueno puede ser un problema.

El comportamiento positivo extremo no es sostenible. No es realista esperar que utilizar sólo la positividad para afrontar las cosas pueda ser un problema.

Los panameños pueden tener una tendencia a retener sus problemas y no buscar soluciones para ellos. Algunos pueden complacerse demasiado en los aspectos positivos potenciales que no van a resolver sus inconvenientes.

Demasiada positividad también puede dejar de lado los sentimientos negativos que necesitan para afrontar los problemas. Esto es crucial para aprender las lecciones de la vida, comprender que se necesita apoyo y saber cómo enfrentarse a esas molestias.

Si estás criando niños, la positividad es un buen rasgo. Aun así, saber ser honestos y estar en contacto con ellos mismos es una habilidad vital.

Vivir en Panamá puede ayudar a tus hijos a ser más positivos, pero sólo hasta cierto punto.

3. Delitos comunes en Panamá

Panamá es un país seguro en general, con unos índices de criminalidad escasos en comparación con otros países.

Como cualquier otro país, Panamá no es inmune a los delitos convencionales. Los delitos callejeros y las bandas son un problema en el país, pero no tanto como en la mayoría de los guetos de EEUU. No obstante, debes tener cuidado.

Los delitos más frecuentes en Panamá son:

  • Robo con allanamiento de morada
  • Secuestro
  • Asesinato
  • Drogas ilegales
  • Violencia doméstica

Si tienes hijos, es conveniente que les enseñes a enfrentarse a estas situaciones. Moverse con amigos y familiares en barrios marginales y lugares dudosos es una habilidad vital para la supervivencia.

Saber defenderse también es una forma útil de enfrentarse a esos problemas.

Otro problema común al que se enfrentan las personas que viven en Panamá es la cultura de las bandas. Las bandas callejeras son un problema para todos y reclutan a adolescentes y jóvenes. Son omnipresentes y se abalanzan sobre los adolescentes con problemas que buscan compañía.

Tratar con las bandas callejeras significa que tu hijo debe saber cuándo huir y cuándo defenderse.

Cómo preparar la vida de tu hijo en Panamá

Panamá: Oportunidades y amenazas

¿Cuál es el futuro de tu hijo en Panamá? Estos detalles pueden variar de una persona a otra, pero las perspectivas son positivas.

Criar a los hijos en Panamá puede ayudar a formar niños con una amplia gama de habilidades. Panamá te ofrece un entorno más tranquilo para ayudar a tu hijo a crecer, así que la pelota está de tu lado.

Entonces, ¿Cómo puedes ayudar a tus hijos a aprovechar las cosas buenas que les ofrece Panamá? Hay opciones disponibles para ti. Aquí tienes algunos consejos que puedes probar.

1. Elige las mejores instituciones educativas

Si te lo puedes permitir, lo mejor es llevar a los niños a un colegio internacional en Panamá. Muchas de estas escuelas internacionales ofrecen una de las mejores educaciones del mundo. Muchas atienden a extranjeros que buscan dar a sus hijos una educación de estilo occidental.

La ventaja de las escuelas internacionales proviene de su plan de estudios. Gran parte de lo que enseñan es equivalente a muchos estados de EE.UU. y países europeos. Pueden recibir los mismos honores y reconocimientos en EEUU aunque vivan en Panamá.

El nivel académico de las escuelas privadas e internacionales de Panamá es diferente. Se les enseña mucho de lo que aprenderán si están en su país de origen. Esta educación tiene salpicaduras de amabilidad y humildad panameñas.

2. Elige el entorno en el que quieres que crezcan

Tienes la opción de criar a tus hijos en la ciudad o en el campo, ¡y ambas son estupendas! Cada lugar tiene sus ventajas con las diferentes etapas del desarrollo infantil. El lugar que elijas es una consideración vital.

Elegir vivir en el campo, como Pedasí, Boquete o incluso Santiago, puede ayudar a darles un sentido de comunidad. Estas zonas rurales ofrecen una comunidad muy unida de lugareños a los que pueden llamar suyos.

Si decides quedarte en una localidad más pequeña, les estarás dando una buena vida lejos del bullicio de la ciudad.

Vivir en la ciudad ofrece un mejor acceso a todo. La vida en la ciudad de Panamá todavía no es tan rápida como la de las grandes ciudades estadounidenses o europeas. Sigue siendo menos idílica que vivir en el campo. Este tipo de vida para tus hijos en Panamá les permite aprovechar al máximo lo que el país puede dar.

Vivir en el campo es estupendo para los niños pequeños o los que se educan en casa. Si quieres que tus hijos reciban una educación de calidad, tendrás que quedarte cerca o dentro de la ciudad.

Mira qué se ajusta a las necesidades de tus hijos. Si estás dispuesto a dar a tus hijos el mayor acceso posible a las modernidades, la ciudad de Panamá es tu elección.

3. Apoya sus aficiones

el niño juega al fútbol

Una de las mejores formas de apoyar a tus hijos es aceptar sus aficiones e intereses, como salir al aire libre. Ya sea hacer kayak, nadar o ir de aventuras al aire libre, participar en las mismas actividades les motivará. Panamá sólo puede proporcionar el entorno, pero aún así tienes que alimentar las experiencias positivas.

Ayuda a tus hijos a descubrir lo que quieren hacer. Hay tantas actividades que pueden hacer en Panamá que las opciones que tienen son casi ilimitadas. Deja que descubran lo que quieren a través de su inquisición natural.

Observa cómo tu hijo descubre lo que quiere y disfruta del proceso. Deja que explore sin la presión de tener que destacar. Quieres que descubra si esa actividad es lo que quiere hacer. Su curiosidad seguirá su curso y les permitirá disfrutar de la actividad.

Si tus hijos no están seguros de lo que van a hacer, comprueba qué se ajusta a sus habilidades. Panamá tiene tantas actividades al aire libre que pueden saltar de una actividad a otra sin mucho problema. Lo importante es que descubran las cosas que quieren hacer.

4. Fomenta sus vínculos y amistades

Animar a tus hijos a que acepten las amistades de otros niños hará que el paso a Panamá sea mucho más fácil. Los niños tienden a relacionarse con otros de su edad. Apoyar sus amistades, siempre que sea seguro para ellos, puede ayudarles con la transición.

Tus hijos pueden aprovechar la naturaleza amistosa de los niños panameños y expatriados. Deja que hagan todos los amigos que quieran y que se relacionen con toda la gente que puedan. Anímales a tener un comportamiento más tolerante para que puedan conectar con muchos niños de su edad.

Ayúdales a crear vínculos duraderos con los demás aceptando a las personas con las que establecen conexiones. Si ven que tienes una actitud más positiva con los que te rodean, sabrán que ellos también pueden hacerlo. Mientras esas personas no se aprovechen de ellos ni los pongan en peligro, no debería haber mucho problema.

Panamá es un país de vínculos duraderos. A medida que tus hijos crecen, estos vínculos que crean pueden ser un activo valioso para su crecimiento.

Conclusión

Panamá es uno de los mejores países donde puedes criar a tus hijos. Ofrece uno de los entornos más bellos y verdes, junto con algunas de las culturas más ricas del mundo.

No es difícil imaginar por qué la gente quiere mudarse aquí y dejar que sus hijos crezcan rodeados de la gente del istmo.

Cuando te mudes a Panamá, considera qué tipo de vida quieres dar a tus hijos. Todo, desde la educación, el lugar en el que se instalen e incluso las actividades que realicen, depende del lugar en el que se queden. Es vital planificar qué vida quieres darles para poder determinar la ruta que debe seguir tu familia.

Panamá es un espacio seguro para que tú y tus hijos empiecen una nueva vida juntos. Puedes disfrutar de muchas libertades en la crianza de tus hijos que no tendrás en muchas partes del mundo. Aprovéchalo mudándote a Panamá y echando raíces en este hermoso país centroamericano.

¿Piensas mudarte a Panamá? ¿Qué tipo de vida quieres dar a tus hijos? Estamos seguros de que Panamá es el país adecuado para ti.

También puede interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio utiliza Cookies para una mejor experiencia de usuario. Mas información