Panamá City – Una metrópolis llena de turismo

Cuando se debe hablar de Panamá City, no se haya por dónde empezar. Una ciudad con una ambición de modernidad, trabaja en adelantar sus áreas de negocios, su tecnología y ofrecer así servicios de avanzada. Esto sin restarle importancia a; la principal fuente de ingresos del país: el Canal y su principal motivación: los diferentes tipos de turismo.

Panamá City

Infinidades de lugares se pueden visitar en la capital del istmo que conecta el norte y el sur de América. Lamentablemente para disfrutar de playas se debe salir de la provincia puesto que, debido a la contaminación, la bahía de ciudad Panamá no está apta para el uso recreacional de las familias. Sin embargo, mucho hay por ver y recorrer. En Panamá City hay turismo histórico, ecoturismo, turismo cultural y turismo de compras. En este trabajo abordaremos los tres primeros.

El mayor de los atractivos de esta nueva metrópolis es el contraste. Los lujos de la modernidad con sus hoteles boutique, rascacielos e imponentes centros comerciales; intentan opacar la historia de los lugares tradicionales, Parques Nacionales y museos. Pero se asemejan en algo: una diversa vida nocturna. Así es Panamá City: diversa. Una muestra de la variedad que se consigue en el resto del país.

El Canal

Canal Panamá

No se puede empezar a hablar de la capital de Panamá, sin mencionar el Canal. Su historia, desconocida por muchos, está al alcance de todos los que pisan el Centro de Visitantes de Miraflores. Este lugar no es más que un museo de cuatro pisos que recopila la información del Canal, incluso antes de haberse inaugurado en 1914. Los turistas encontrarán allí:

  • Terraza o galerías de observación
  • El canal en 3D donde ruedan una película corta con la historia del canal
  • Las tiendas de recuerdos y
  • Los restaurantes

Cualquiera con dos horas de tiempo puede vivir una impresionante experiencia. Desde el centro de visitante Agua Clara también se pueden observar los enormes barcos pasar por un canal de navegación adecuado por el hombre. De esa forma, los panameños convirtieron una importante infraestructura, en un sitio turístico.

Y esta no es la única opción. Para los que quieren ver más de cerca el Canal, pueden apostar por un recorrido en ferrocarril e incluso atravesarlo en bote. De ambas formas se pueden contemplar las hermosas vistas del Lago de Miraflores y las del Lago Gatún, que es el segundo lago artificial más grande del mundo.Ferrocarril transatlántico, Panamá City

Historia

Luego del Canal, le sigue en orden de importancia el Casco Antiguo o Casco Viejo de Panamá. Así es como se le llama al sitio adonde fue trasladada en 1673 la ciudad, luego de que piratas dejaran destruida su primera ubicación. El Casco Antiguo, está situado en una pequeña península, rodeada de un manto de arrecifes rocosos; que junto a todas las edificaciones de la zona se convirtieron en Patrimonio de la Humanidad según nombramiento de la UNESCO.

Aquí hay un sinfín de iglesias, entre ellas La Catedral metropolitana de Panamá; al igual que edificios al estilo español con edad de más de 400 años. Todo un baluarte de la historia, digna de recorrer.

A las ruinas que dejaron los piratas luego de su asalto se le denomina Panamá la Vieja o Panamá Viejo; y también está abierta al público para que pueda ser apreciada su riqueza arqueológica que data de 1519.

Casco antiguo o casco viejo Panamá

Como atractivos turísticos se han popularizado también el Puente las Américas y el Puente Centenario, ambos necesarios para atravesar el Canal en carro. De la misma forma, los lugareños y extranjeros se interesan por recorrer la el Museo del Canal Interoceánico de Panamá, La Cinta Costera, y el Parque Nacional Camino de Cruces.

Para pasear

El Causeway de Amador, o Calzada de Amador, fue preparado por el hombre en 1913, para que los visitantes pudieran caminar viendo a sus costados el agua del mar. Utilizaron rocas excavadas del Corte Culebra, durante la construcción del Canal de Panamá, para unir las islas que conformaban un pequeño archipiélago. Ahora las islas Flamenco, Perico, islas Naos y Culebra están conectadas ofreciendo una gran atracción turística. Incluso en isla Culebra funciona un Centro de Exhibiciones Marinas.

La Calzada de Amador es un lugar ideal para despejar la mente, respirar, caminar, trotar, montar bicicleta y hacer deporte. Se puede disfrutar de buenos restaurantes, bares, discotecas, centros comerciales y hasta pescar en sus aguas. Sus vistas son espectaculares, por eso es uno de los lugares más populares de la ciudad.

Ecoturismo

Siguiendo en la onda de la naturaleza, se puede recomendar visitar Cerro Ancón, que es una elevación de 199 metros cubierta de bosques y rodeada de construcciones habitacionales. El lugar da habitad a gran variedad de especies de flora y fauna salvajes. Los lugareños y extranjeros lo recorren en su mayoría a pie para interactuar con; los perezosos, armadillos, coatíes, tucanes y venados que viven libremente.

Y esta estampa es similar a la que se puede obtener del Parque natural metropolitano, que tiene 265 hectáreas y se visita además con fines educativos. Se diferencia del cerro Ancón en que alberga además guacamayas, mono tití, ñeque y ardillas; además de ofrecer una vista panorámica de la ciudad capital única.

Guacamayas en Cerro Ancón

Muy cerca se encuentra también el Parque Municipal Summit, que no es más que un jardín botánico y zoológico de 250 hectáreas. Fue creada como la Granja experimental Summit, porque necesitaban probar la adaptación de especies de flora extranjera al clima tropical. Una vez encontradas las especies necesarias, lo abrieron al público como un gran zoológico donde se pueden observar desde el Águila arpía, ave nacional; hasta cualquier cantidad de aves y fauna del mundo.

Turismo cultural

Otros dos Parques Nacionales se encuentran en la provincia Panamá, pero compartidos con la provincia Colón. Ellos son el Parque Nacional Chagres y el Parque Nacional Soberanía. Ambos grandes reservorios de especies para los que desean experimentar un día de campig o deportes acuáticos.

Chagres tiene selvas tropicales densas y ríos donde se puede nadar, pescar, manejar motos acuáticas, navegar veleros y hasta practicar rafting. Es famoso porque alberga infinidad de aves, entre ellas al carpintero panameño. Pero además porque es el sitio más cercano a la capital en donde se puede observar el desenvolvimiento de la etnia indígena Embera. Sus costumbres y tradiciones pasan a ser un colorido atractivo turístico para quienes aprecian el turismo cultural.

Etnia Indígena Embera

Por su parte el Parque Nacional Soberanía, ofrece seis senderos naturales para caminar y respirar el aire del bosque húmedo tropical. Aquí se consigue naturaleza pura al ser un habitad de protección para 1300 especies de plantas, 525 especies de aves y 79 de reptiles. Así como 105 especies de mamíferos, 55 de anfibios y 36 especies de peces de agua dulce. Toda una experiencia de ecoturismo.

Para las noches

En la mayoría de los lugares que hemos mencionado hay vida nocturna. En unos muestran lo tradicional y en otros la modernidad. De allí que sea un fascinante contraste para descubrir. Recomendamos visitar cualquier cantidad de bares, restaurantes y hasta casinos en: Calle Uruguay, la Calzada Amador y el Casco Viejo. ¡Atrévete!

1 comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *