Lago Gatún – Comercio, naturaleza y turismo

Al parecer existe un registro de que el hombre haya tomado una decisión favorable hacia el ambiente. Se trata de la creación del lago artificial Gatún en Panamá. Un reservorio de agua dulce que, a pesar de ser usado para el correcto funcionamiento del Canal de Panamá, principal actividad comercial del país; también sirve de habitad protegida para diferentes especies de fauna silvestre. Creado con un doble propósito, dirían algunos. La realidad es que el Lago Gatún le colabora al comercio, pero también a la naturaleza y al turismo.

Lo primero que hay que conocer sobre el Lago Gatún son sus dimensiones e historia. Está situado a 26 metros sobre el nivel del mar y tiene una superficie de 436 kilómetros cuadrados. Su construcción se tardó siete años entre 1907 y 1913 e inició con la construcción de la represa de Gatún sobre el río Chagres. En esos años, el Lago Gatún fue el lago artificial más grande del mundo, al igual que su represa; ahora es superado por Volta en Ghana, que fue creado en 1965 y cuenta con unos 8.500 kilómetros cuadrados de superficie.

El Lago Gatún era esencial para la construcción del Canal de Panamá. De hecho, por no prever su elaboración fue que una empresa francesa trabajó 20 años, desde 1880 hasta el 1900; y fracasó en su proyecto de un canal abierto, sin esclusas. Para la fecha no consideraron los problemas de ingeniería, las tierras y condiciones. No lo lograron.

Lago Gatún

Comercio

Pues resulta que el Lago fue la solución que los norteamericanos encontraron a varios de los problemas del proyecto francés. Y ahora no sólo hay Canal de Panamá, sino reservas naturales, pesca deportiva y turismo en esas aguas.

Para el comercio mundial el Lago Gatún es primordial. Los grandes barcos de mercancía transitan 33 kilómetros de sus aguas y logran atravesar el istmo. El Lago llena las esclusas Pedro Miguel, Miraflores y de Gatún; para que los barcos se eleven hasta su nivel. Se necesitan al menos 202 mil metros cúbicos de agua dulce para que funcione el sistema. Finalmente, con el paso del barco, esa agua va a dar al mar.

Y si leer cómo funciona el Canal es asombroso, verlo lo es mucho más. De allí que sea, junto al recorrido por el Lago Gatún, una de las principales atracciones turísticas de la capital panameña.

Naturaleza

Cuando se formó el lago muchas cosas cambiaron. Se reubicaron diferentes especies de animales y 24 comunidades. Dos de ellas, las llamadas Gatún y Matachín de al menos dos mil habitantes datan de la época del descubrimiento. Todas quedaron tapiadas por los millones de litros de agua que se asentaron en el lugar. El agua sepultó casas, comercios, iglesias, escuelas y cuarteles. Hasta la línea del ferrocarril que atravesaba el istmo desde el Pacífico al Atlántico, bordeando la ruta del Canal; se inundó por completo. Ahora no hay más vida que la fauna silvestre y la marina para el control del crecimiento de la vegetación acuática.

Muchas montañas que había en el valle selvático se convirtieron en islas. A éstas se les llama las Islas Tigre o Islas las Brujas. Pero específicamente hay dos que destacar. La más grande y famosa es la Isla Barro Colorado (BCI) que alberga al Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI). Aquí, desde el año que fue creado en 1923, se estudia la diversidad biológica en los trópicos. Actualmente, es una de las instituciones de investigación más importantes en el mundo. Allí se protege a más de 480 especies de árboles, 384 de aves, 30 de ranas y 47 de serpientes.

Turismo

La segunda isla a destacar es la Isla Mono. Allí los visitantes pueden ver de cerca los monos aulladores, monos cariblancos y monos araña; que se pasean con autoridad y dominio sobre el lugar. Estos especímenes les dan una bienvenida algo bullosa a los turistas porque saben que ellos les comparten frutas. El traslado hasta aquí cuesta entre 75 y 100 dólares dependiendo del operador turístico; que con su embarcación surca decenas de troncos de árboles centenarios que permanecen sumergidos en el fondo del lago.

Isla Mono, Lago Gatún

De vez en cuando se alcanza a ver a los perezosos de tres dedos y a lagartos; que nunca están juntos en el agua por obvias razones. Ya en el aire, se observan los imponentes tucanes y otras muchas aves.

El recorrido dura una hora en lancha y el atractivo principal es admirar la fauna y la flora tropicales; al tiempo que ven los grandes barcos cruzar el canal. Por ello, el recorrido es calificado por muchos como la experiencia más cercana al Canal de Panamá.

Más atractivos

El Lago Gatún desde hace al menos cuarenta años, es también lugar para desarrollar la pesca deportiva. Los róbalos o pavones se multiplican en estas aguas sin ningún tipo de reparo, por ello es la principal especie a pescar sin que haya algún limite en la cantidad.

Pesca deportiva Lago Gatún Panamá

Desde hace tres años e intentando cada vez ser más profesionales en este deporte, el hotel Gamboa Rainforest Resort patrocina torneos de pesca de sargento, sábalo y robalo. Convoca a competencias al menos dos veces al año y muchos acuden al encuentro buscando establecer records o ganar prestigio.

Por si todo esto fuese poco, el Lago Gatún es también el lugar ideal para aprender a navegar botes, bucear e incluso esquí acuático.

Sencillamente es un lugar para admirar la naturaleza y disfrutar del turismo; al tiempo que se contribuye con el comercio mundial a través del Canal de Panamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *