Comunidad Judía en Panamá

Comunidad Judía en Panamá

La comunidad judía en Panamá y en América existe desde la época de Cristóbal Colón cuando salio de España en su primer viaje trans-Atlántico el 3 de agosto de 1492 y “descubrió” el Nuevo Mundo. La fecha en que partió coincidió con el día en que los Reyes Católicos Fernando I de Aragón e Isabel de Castilla ordenaron que los judíos de España se convirtieran católicos, o tendrían que salir del país, de lo contrario serían condenados a muerte por desobedecer a la monarquía.

Con Colón en su primer viaje, había al menos seis judíos, Marranos o judíos crípticos, o convertidos al catolicismo sinceramente, entre ellos, Alonso Calle, el tesorero en este primer viaje de Colón al Nuevo Mundo, Rodrigo de Triana, Maestre Bernal, que trabajo como médico para la expedición y Luís De Torres, un interprete que hablaba árabe y hebreo, que se pensaban eran lenguas de utilidad en el Oriente, su destino final.

Comunidad Judía en Panamá

Algunos judíos participaron en la conquista del “Nuevo mundo”, Bernal Díaz del Castillo describió varias ejecuciones de soldados en las fuerzas regidas por Hernán Cortés mientras duró la conquista de México solo por ser judíos. En los años siguientes, los judíos o criptojudíos se residenciaron en las colonias holandesas del Brasil y del Caribe y en Nueva España, donde se sentían que estaban fuera del alcance de la Inquisición.

Expansión de la Comunidd Judía

Varias comunidades judías prosperaron en el Caribe, América Central y Sudamérica, principalmente en las regiones de bajo dominio holandés e idioma inglés. Para finales del siglo XVI las comunidades judías se habían organizado en Jamaica, Curazao, Brasil, Barbados y Surinam. Aparte existían comunidades con menos organización en los territorios portugueses y españoles donde, en aquel momento, existía la Inquisición, como México y Cuba. En su gran mayoría los judíos escondían su identidad religiosa de las autoridades.

Las comunidades de judíos más grandes del hemisferio occidental se encontraban ubicadas en Surinam y Brasil, para mediados del siglo XVII. Actualmente, el grupo de comunidades de América Latina se conforma por alrededor de 380.000 personas, siendo Brasil y Argentina los países con las comunidades más grandes.

Índice
  1. Expansión de la Comunidd Judía
  • Comunidad judía en Panamá
    1. Judíos en Ciudad de Panamá
    2. Congregaciones judías en Panamá
    3. Nivel de Religiosidad judía en Panamá
    4. La Comunidad Judía en Panamá se siente identificada
    5. La Comunidad Judía en Panamá y su participación en el gobierno
  • Comunidad judía en Panamá

    Panamá ha sido una estación de tránsito por casi quinientos años. Muchísimo antes de la edificación del Canal de Panamá a principios del siglo veinte, bandidos, aventureros, misioneros y mercaderes atravesaron los puertos y ciénagas de Panamá para ir del Océano Pacifico al Atlántico y viceversa. Si bien es cierto que los descendientes de los “anusim”, o criptojudíos originarios de la Península Ibérica, estos han vivido en Panamá desde principios del siglo XVI, no hubo alguna comunidad judía que haya practicado claramente su religión sino hasta que pasaron muchos siglos. Judíos, tanto ashkenazim como sefaradim, comenzaron a llegar a Panamá en cantidades grandes a mediados de siglo XIX, todos ellos atraídos por estímulos económicos tales como la fiebre del oro en California, y la construcción del ferrocarril bioceánico.

    Judíos en Ciudad de Panamá

    En la Ciudad de Panamá se encuentra el centro de la vida judía de Panamá, aunque grupos pequeños de judíos históricamente se fueron estableciendo en otras regiones como por ejemplo

    • David
    • Bocas del toro
    • Colón
    • Chitré
    • Santiago de Veraguas
    • La Chorrera

    Dichas comunidades con el tiempo se fueron extinguiendo poco a poco debido a que las familias se fueron trasladando a la capital en busca de buena educación para sus hijos y por motivos económicos. Con un aproximado de 9.000 personas, la comunidad judía conforma una fuerte y establecida presencia en Panamá, pese a su poca población en comparación a la cantidad total de habitantes. En Panamá los judíos cuentan con un intachable sentido de tradición e identidad, caracterizados por poseer el porcentaje más alto de hijos que asisten a las escuelas judías y un pequeño porcentaje de asimilación entre casi todos los países del éxodo y de matrimonios de un mismo grupo.

    Congregaciones judías en Panamá

    En Panamá la primera congregación judía se fundó en el año 1876 por judíos sefaradim con culto religioso liberal originarios de Holanda y el Caribe. Actualmente cuenta aproximadamente con 160 mil familias y se identifican con el judaísmo reformista.

    De igual forma como sucede con las sinagogas, en Panamá las cuatro escuelas judías simbolizan la diversidad de tradiciones que existen en la comunidad. En el año 1955 se fundó el Instituto Alberto Einstein, con filosofía religiosa-sionista y su población estudiantil suma un aproximado de 750 estudiantes, que incluye desde el jardín de infantes al secundario. A pesar que se dictan entre 8 a 15 horas semanales de clases judías, el plan de estudio del instituto se caracteriza por ser del más alto nivel y es reconocido internacionalmente por su alta calidad de formación educativa que ofrece.

    En el año 1979 se fundó la Academia Hebrea de Panamá con el principal objetivo de proporcionar un medio ambiente más evidente. Actualmente estudian en sus aulas alrededor de 400 alumnos.

    Posteriormente se fundó la Escuela Yitzhak Rabin para ser una opción que proporciona una formación judía pluralista orientada en Israel, la cultura y la historia judía y una excelencia académica en los estudios generales.

    judios-comunidad-panama

    Más reciente el Talmud Torá Har Sinai abrió sus puertas, con la finalidad de satisfacer a la gran cantidad de progenitores que sueñan porque sus hijos pequeños logren adquirir a temprana edad, un profundo conocimiento de la Torá y la religión. En su gran mayoría a partir de los seis años.

    Si bien es cierto, estos colegios son muy costosos, pero también ofrecen subsidios y becas, de manera que todos los niños judíos logren recibir una educación judaica de calidad. Estas cuatro escuelas, cada una de ellas con su propia ideología que la caracteriza, acogen el 98% de la población estudiantil en edad escolar de la comunidad judía.

    Nivel de Religiosidad judía en Panamá

    En Panamá el nivel de religiosidad de la comunidad judía se puede observar por la gran cantidad de gente que es atendida en las congregaciones. El porcentaje de esto se encuentra en constante crecimiento desde hace varios años. Muchas personas relacionan este hecho a los permanentes esfuerzos del popular rabino Sión Levy, quien se ha dedicado a ir generando conciencia sobre ese aspecto desde hace varios años.

    Si se toma en cuenta la ubicación que tiene Panamá tan estratégica, para todo lo que concierne el intercambio comercial, no es de asombrarnos el hecho de que su comunidad judía es uno de los mayores importadores de productos Kosher de toda una región. Lo que si es totalmente sorprendente de esta comunidad, es que sin importar su pequeño tamaño, puede mantener una cantidad de restaurantes Kosher, cuatro panaderías, dos shojatim (matarifes rituales) de tiempo completo, dos supermercados Kosher, el cual uno de ellos es el supermercado Kosher más grande del mundo entero y dos fábricas de queso.

    La comunidad judía se siente muy orgullosa, ya que Panamá es uno de los países que más donaciones le hacen a Israel. Un proyecto específico que se desarrollo por los judíos panameños consta en ayudar a fortalecer la comunidad judía en Cuba a través de la organización de sinagogas, suministro de comida Kosher para celebraciones, ayuda para personas de edad avanzada y realización de festejos de Bar Mitzvá. Sión Levy, el famoso Rabino de Panamá viajo en dos ocasiones a Cuba para hacer circuncisiones a judíos de todas las edades. Los judíos panameños además participan en organizaciones tales como Karen Hayesod, Karen Kayémet Leisrael, Congreso Judío Mundial, Amigos de la Universidad Hebrea de Jerusalén y Amigos de Yad Vashem.

    La Comunidad Judía en Panamá se siente identificada

    Los judíos en Panamá por más que se sienten extremadamente identificados con su sentimiento comunitario, no se encuentran aislados de la vida política, social y económica de su país. Si se analiza el factor económico, han prosperado un camino largo desde que inmigraron sus antepasados con pocos recursos, buscando un futuro mejor. Ahora, en su mayoría los judíos actualmente han logrado el más alto nivel de prosperidad económica, popularmente como comerciantes, pero recientemente como ingenieros, médicos, abogados, empresarios de turismo, banqueros, y funcionarios gubernamentales. De una manera muy parecida a la historia de los judíos en Estados Unidos, en Panamá los primero inmigrantes judíos que llegaron, lucharon arduamente por mucho tiempo para poder construir las bases económicas que disfruta la generación actual. A dichos inmigrantes les hubiese sido difícil pensar y creer que sus descendientes lograrían el status y el gran éxito que cosecharon.

    La Comunidad Judía en Panamá y su participación en el gobierno

    Vale la pena recordar que los judíos panameños, poseen una historia muy propia en las funciones diplomáticas, cívicas y en el gobierno panameño. Resulta fascinante saber que Panamá ha sido el único país del mundo aparte de Israel, que ha tenido dos presidentes judíos en el siglo XX. Max Delvalle en los años sesenta fue el primer vicepresidente y posteriormente presidente de la República. Delvalle se hizo famoso por su discurso presidencial de inauguración, donde dijo lo siguiente “Hoy hay dos presidentes judíos en el mundo, que son el presidente del Estado de Israel y yo mismo”. Eric Arturo Delvalle, su sobrino, entre los años 1985 y 1988 fue presidente de la República. Los dos pertenecían a la sinagoga Kol Shearit Israel y estaban envueltos en la vida judía.

    Con el paso del tiempo, los judíos panameños acertaron en afirmar una comunidad estable y fuerte, identificada por su seguridad económica, sus prácticas tradicionales y la escasez de crisis demográfica que les ha dado cobijo a tantas grandes y pequeñas comunidades judías. Los judíos panameños no se relacionan ni emigran en cantidades particulares, y en su gran mayoría sus integrantes viven activamente la vida judía.

    Es muy cierto que aún el racismo existe en determinado nivel en Panamá, así como existe en el resto del mundo, pero muy ocasionalmente se observan manifestaciones alarmantes. Los panameños han sido altamente influenciados a lo largo de los años por la cantidad de transeúntes que se van integrando al país. Todos los panameños, en realidad conforman una variedad y por lo general se muestran tolerantes con los demás. En los centros educativos nacionales enseñan a los estudiantes la historia del Holocausto y aunque no existe una comunicación interreligiosa activa, la relación entre los judíos y lo demás grupos se basa en la cordialidad.

    Los judíos en Panamá, respetados, estables y prósperos no pueden mostrarse más optimistas de lo que son, en lo que a su futuro les concierne como una comunidad próspera.

    1. Marìa Elena Izos dice:

      Por favor comunidad judía necesitamos apoyo para salvar la vida de MERITO Valencia un joven con Leucemia y que se puede salvar 69238540 ayudennos.

    2. Anthony C. McLean H. dice:

      Apreciaría participar del Shabat por Zoom.

    3. Ethelbert C. Roach Jr. dice:

      MMi esposa tiene 12% de ADN judio Asquenazi ( comprobada ).....Con quien puede hablar para resolver algunas dudas.
      ( Ella estando muy chica, conocio a su bis-abuelo, un judio Irlandes aca en Panama )

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Este sitio utiliza Cookies para una mejor experiencia de usuario. Mas información