Colón – La hermosa capital del hemisferio

Panamá está en el centro del continente americano. Y en el centro de Panamá está la provincia Colón, llamada así en honor al navegante Cristóbal Colón; quien visitó en 1502 durante su cuarto viaje, la costa atlántica del istmo. Su privilegiada ubicación y su aprovechamiento para el área comercial convirtió a la ciudad de Colón, en el epicentro del crisol de las razas; la capital del hemisferio.

Sin embargo, además del comercio y la riqueza histórica, la provincia Colón tiene encantos naturales difíciles de ignorar. De esa forma en este lugar se desarrolla el turismo comercial, el histórico, y por qué no; el turismo de disfrute de las hermosas playas características de Panamá.

Playa La Angosta, Colón

Comercial

El turismo disfrute es la tercera fuente de ingresos de Colón, luego de su Zona Libre y el movimiento de carga en los puertos. Y es que ninguna otra cosa puede competir con la cantidad de ingresos y movimiento que da el sistema portuario más grande de América Latina. Desde este puerto, insertado en la segunda ciudad más importante de Panamá, entra y sale casi toda la mercancía de importación y reexportación del mundo.

Y ese movimiento es sencillamente fascinante. Enormes buques de carga con incontables contenedores de colores que se hacen pequeños ante la inmensidad de las aguas. Impresionante que, a pesar del diminuto tamaño del hombre en comparación con estas estructuras; es la mano humana la que tiene el control. Nada se daña, ni se pierde, todo llega a donde debe llegar; gracias a la efectividad de Panamá.

No muchos turistas ven este espectáculo. Sólo gozan del privilegio quienes llegan a la ciudad por las diferentes compañías cruceros. El lugar no es lindo como el resto de los atractivos turísticos, pero es imponente. El puerto Colón 2000 es una edificación gigante, cómoda y llena de indígenas que se instalan a vender sus artesanías y tocar instrumentos musicales típicos de panamá.

Puertos provincia Colón

Cero impuestos

En cuanto a la zona libre, su organización es un tanto similar. No puede ser diferente siendo la zona de cero impuestos más grande del continente americano y la segunda del mundo. Se construyó hace 70 años y desde ese momento es la primera plataforma de distribución logística de América Latina. Se ubica de la desembocadura del Canal de Panamá en el océano Atlántico. Millones de personas acuden allí a evaluar la mercancía proveniente principalmente de Singapur, China y Estados Unidos.

La Zona Libre está dividida en dos grandes áreas: el área comercial y la denominada France Field. Esta última sirve para el almacenamiento de mercancía, pero también como vitrina para exponer los grandes artículos.

Lo más común para acceder a esta zona son los tours de compras. Lugareños o extranjeros pueden comprar al detal, al mayor y para exportar. Para la última modalidad se tienen disponibles centros de importación, almacenaje, ensamblado, embalaje y reexportación de productos a todas partes del mundo; pero la mayoría va con destino a países de Sudamérica, Centroamérica y el Caribe.

Historia

La UNESCO las llama: Fortificaciones de la costa caribe de Panamá, pero para Colón son el testimonio de su historia. Se trata del grupo de lugares en la ciudad antigua de Portobelo, cuyos espacios reciben a los turistas ávidos de cuentos y leyendas que no dejan de ser verdad.

Portobelo, provincia Colón

Estas estructuras son, desde el año 1980, Patrimonio de la Humanidad declaradas por la UNESCO. Y eso las hace más llamativas. De hecho, anualmente cientos de miles de turistas visitan Colón para adentrarse en el turismo histórico y recorrer; el fuerte batería de San Jerónimo, los castillos de Santiago de la Gloria, el Fuerte Batería y la Casa Fuerte de Santiago. Así como el castillo de San Felipe, las baterías Alta y Baja y la Casa Fuerte de San Fernando.

El grupo incluye las ruinas del Fuerte Trinchera del primitivo Santiago, la batería buenaventura, las ruinas del Fuerte Farnesio, de la Trinchera de la Casa de la Pólvora, la Aduana; los baluartes del recinto amurallado llamado San Cristóbal, el Fuerte de San Lorenzo y la Iglesia San Felipe de Portobelo.

Naturaleza

La naturaleza y las playas no pueden faltar si se habla de alguna zona de Panamá. En Colón el toque verde lo pone, los Parques Nacionales: Soberanía, Chagres y el Parque Natural Metropolitano. Todos los espacios dotados de hermosa naturaleza. En cuanto a las playas hay una gran variedad: Playa Tortuguilla, Río y Playa Nombre de Dios, Playa Nuevo Chagres, Playa La Angosta, Playa La Guayra, entre otras. Sin contar con: Isla Grande, Isla Mamey e Isla de Barro Colorado.

Parque Nacional Chagre, Colón

Visitando estos lugares es donde se puede apreciar la mezcla de la ascendencia afroantillana y la de ascendencia afrocolonial. Y esto marca la cultura para brindar una autentica, divertida, ruidosa e inolvidable experiencia turística.

Por ejemplo, la comida es única. Caribeña, sazonada con coco, llena de frituras y mariscos como el caracol, la cambombia, los camarones, la centolla y el cangrejo. El infaltable pescado frito e insuperable sao; hecho con pata de cerdo, cebolla, pepino y picante. Nadie se resiste a estas delicias que sustentan la cultura.

Finalmente, cualquiera de las facetas que se conozca de Colón es impresionante. El comercio, la historia y el turismo de Colón pueden cambiar perspectivas humanas. ¡Atrévete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *